¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LOS ALIMENTOS QUE CONSUMIMOS?


Conocer el origen de los alimentos que consumimos es una de las mayores preocupaciones que tenemos todos los consumidores. 
Nos gusta más lo de casa, y de cuanto más cerca, mejor.



La procedencia de los alimentos nos llama más la atención incluso que la propia marca del producto. En diferentes estudios y sondeos realizados a consumidores, más de la mitad de los participantes, afirmaron que el origen es una cuestión de gran importancia, y que incluso estarían dispuestos a pagar hasta un 5% más por ello.

La mención a la UE en el etiquetado se considera insuficiente: La UE es demasiado extensa, y al consumidor lo que le gustaría saber es el país de origen concreto.

En el caso de la carne fresca, por ejemplo, el origen se refiere al país donde los animales han sido criados. 



En el caso de frutas y verduras, se refiere al lugar donde han sido cultivados. Si los productos han sido transformados (mermelada, confitura...), hay enormes dudas. No se sabe si se refiere a la trasformación final del producto, o a la procedencia del ingrediente principal. 



Otras veces el lugar de etiquetado y envasado pueden dar lugar a error sobre la procedencia del alimento.

Productos en los que siempre es obligatorio indicar el origen en el etiquetado:


- Todas las carnes frescas: vacuno, cerdo, cordero...

- Pescado fresco.

- Frutas y verduras frescas.

- Huevos.

- Pollo fresco.

- Aceite de oliva.

- Miel.

- Vino.



Otros enlaces de interés:

ENTIENDE EL ETIQUETADO DE LOS HUEVOS

ORIGEN DE LOS ALIMENTOS QUE CONSUMIMOS